Certamen de Valencia de 1992

« · Isidro Coll Ballesteros (1987-1996) · »

 Músicos desfilando tras conseguir el Primer premio del Certamen de Valencia de 1992.

Músicos desfilando tras conseguir el Primer
premio del Certamen de Valencia de 1992. (Archivo: AMP)


Fue esta edición una de las más concurridas en cuanto a sociedades musicales y número de países participantes. Un total de 48 agrupaciones de diez países se presentaron al concurso.

Los músicos del Ateneo se prepararon concienzudamente dedicando mucho tiempo y esfuerzo para interpretar dignamente las obras. No se descuidó nada. Hasta la uniformidad se tuvo en cuenta en la preparación de un decálogo de obligado cumplimiento.

Seconde Suite y Mironianas fueron las obras dirigidas por Isidro Coll Ballesteros, del cual López-Chavarri Andújar opinó en su día: "...del extrovertido, funcional y fácil de gesto...¡cuánta historia atesora!''. La interpretación de Mironianas debió rozar la perfección a tenor de la carta remitida por el autor en la que, tras felicitar al presidente, director y músicos añade: "No podía pasar por alto tal evento, tan fausto acontecimiento como lo ha sido el de vuestra participación en este Certamen Internacional de Valencia, de vuestro triunfo tan particular como merecido, al que uno mis más sinceras y entusiastas felicitaciones. Pero lo que sí quiero resaltar y que no olvidéis, es mi eterno agradecimiento y reconocimiento por esa magnífica interpretación de mi obra. Me consta, y nadie mejor os lo puede decir, que habéis puesto vuestra alma y entregado a ella con todo vuestro corazón. Nunca lo olvidaré...".

El presidente Sr. Chornet añadía: "Conseguir un Primer premio en el Certamen Internacional de Bandas de Música de la Ciudad de Valencia no es tarea fácil. Sin embargo lo hemos logrado. El Ateneo Musical del Puerto ha obtenido un más que merecido Primer premio y eso nos llena de orgullo. Pero también de infinita gratitud hacia todos y cada uno de los músicos que componen la banda de la Sociedad".(Las Provincias, julio 1992).

En esta ocasión se optó por participar en la primera categoría por dos razones: por considerar que los músicos estaban preparados para este nivel y para poder participar todos los componentes de la plantilla y no tener que prescindir de nadie, como ocurrió en el certamen de 1990.

Por lo que respecta a los músicos del Ateneo añadir que en plena preparación del certamen surgió un compromiso musical que potenciaba a la Sociedad pero dificultaba la preparación de las obras. Se trataba del sorteo extraordinario Día del Mar celebrado el 11 de julio en el tinglado número 2 del puerto, acto amenizado por la banda y televisado en directo a toda España.

Tanta actividad musical requería de sus correspondientes partituras. El archivo de obras musicales iba agrandándose con obras para la banda, para los coros, para los grupos instrumentales... Ante tanta cantidad de papeles y carpetas se optó por renovarlo completamente. Se invirtieron 295.000 pesetas.

Como se ve por lo expuesto, demasiadas actividades para un local reducido e insuficiente. Bernardo Chornet pidió ayuda a instituciones autonómicas siendo denegada por no tener un local en propiedad. Los organismos autonómicos habían aprobado un programa de ayudas económicas para las sociedades musicales denominado Música-92, pero para poder optar a estas ayudas era requisito imprescindible tener un local en propiedad. El Ateneo estaba en régimen de alquiler.

Para lograr algún tipo de subvención el presidente adquirió una planta baja en la plaza del Rosario colindante con la sede social. Su propósito era que la Sociedad le resarciese el importe sin intereses y en cómodos plazos, pero su posterior dimisión por la problemática surgida entre componentes del coro y de la banda echó al traste el proyecto.