Certámenes de Leganés y del Real Club Náutico de Valencia

« · Isidro Coll Ballesteros (1987-1996) · »

[/raw]

Certamen del Real Club Náutico de Valencia.

Certamen del Real Club Náutico de Valencia.
(Archivo: AMP)


Destacan el los años 1994 y 1995, la participación del en los certámenes de Leganés y del Real Club Náutico de Valencia, entre otros.

Siete Aguas fue el escenario elegido para mostrar las obras preparadas para el Certamen de Leganés. Se participó junto a las bandas de Relleu (Alicante) y La Paz, anfitriona del acontecimiento musical. Era el 15 de junio. Diez días después músicos y familiares se desplazaron en autocar a Leganés, pasando antes por Toledo. Por la tarde, y tras un pasacalle por el centro de la población, los músicos se dirigieron al Teatro Egaleo, un auditorio al aire libre, donde tuvo lugar la audición. Se obtuvo el Primer premio de la Primera Sección. Con los primeros rayos de sol del domingo regresaron los músicos a Valencia, cansados, pero satisfechos por el premio. La anécdota del Certamen ocurrió cuando al oboe solista se le obstruyó una llave mientras ejecutaba un pasaje. Con presteza le pidió el oboe a su compañero y terminó el solo.

De regreso a Valencia se asistió al Certamen del Real Club Náutico de Valencia consiguiendo un Segundo premio.

Tras los certámenes se retomaron los ensayos el 4 de julio para preparar los recitales pendientes y el estreno del pasodoble Vicente Barrera. Quedaba aún el acto inaugural del Paseo Marítimo, el concierto benéfico a favor de la Campaña Contra el Hambre promovido por Manos Unidas y el concierto de la Diputación denominado ``Retrobem la Nostra Música''.

La banda del Ateneo Musical asumió el compromiso de estrenar el pasodoble de Vicente R. Andreu dedicado al matador de toros Vicente Barrera el día que tomase la alternativa. El pasodoble fue estrenado en el Ateneo Marítimo, aunque la intención y deseo era interpretarlo en la plaza de toros. La banda de la Cruz Roja de Valencia era a la sazón la encargada de amenizar los festejos taurinos, pero gustosamente cedió al Ateneo el honor de estrenar esta obra en el foso taurino la memorable tarde del día 25 de julio. La prensa comentó la actuación con estas palabras: "detalle de sensibilidad de la banda del Ateneo al hacer sonar los compases centrales del pasodoble Barrera, cuando éste brindó al público".(Las Provincias, 26-07-1994)

Tras el paréntesis estival se volvió a participar en las fiestas de Moros y Cristianos de Quart de Poblet acompañando la escuadra mora Alí-Benbufat. En principio, la actuación en las mencionadas fiestas se limitaba a dos días, el sábado por la noche y el domingo por la tarde. Con el transcurso de los años se ampliaron los días de fiesta y con ello la participación del Ateneo.

Y como estaba programado se ofrecieron los dos conciertos de otoño en la pérgola, se realizaron los actos en honor a Santa Cecilia, con sus exámenes, meriendas, audiciones, campeonatos de ajedrez, futbito, pasacalle y misa, y se ofreció el concierto de Navidad en el salón de actos del IES Sorolla.

Durante los primeros días de 1995 y por mediación de Luis Carrasco Romeral participó un grupo de músicos en la entrega de regalos de Reyes a los niños residentes en el Hospital Clínico. Toda la banda actuó en la Cabalgata de Reyes del día 5 de enero. Con el mes de febrero vinieron las fiestas escolares de carnaval y los primeros actos falleros.


Año 1994. Desfile Semana Santa Marinera.

Año 1994. Desfile Semana Santa Marinera.(Archivo: OMB)


El mismo mes de febrero se organizó el XVI Festival Comarcal Horta Nord de la Federación de Sociedades Musicales. Se celebró el domingo 19 por la mañana en el salón de actos del IES Sorolla. Participaron la Sociedad Musical dels Orriols y la Agrupación Artístico Musical de Tavernes Blanques.

Pasadas las fiestas falleras se dedicaron todos los ensayos para preparar el concierto con el que se anunciaba la Semana Santa Marinera. El 30 de marzo tuvo lugar el Pregón a cargo de Fernández Álvarez de Miranda, Defensor del Pueblo. Cerró el acto una selección de obras a cargo de la banda de música. Otro compromiso importante fue el acaecido el 2 de julio en el XII Festival de bandas de Benimàmet.

En 1995 la Federación de Bandas consideró que la ciudad de Valencia no debía estar dividida en dos comarcas, por lo que decidió crear la Comarca Federal de Valencia Ciudad. Esta nueva comarca federal englobaba a todas las sociedades musicales de la ciudad de Valencia, con independencia de su afiliación a la Coordinadora de Sociedades Musicales. Este acuerdo facilitó la tarea de los directivos al no tener que desplazarse a las reuniones celebradas en poblaciones vecinas y al hecho de poder unificar en una sola reunión los temas de Federación y de Coordinadora.

Para los socios se editó la revista Allegro y se creó la Biblioteca Genaro Millán con aportaciones de libros y discos.