Creación del Conjunto Instrumental

« · Isidro Coll Ballesteros (1987-1996) · »
Conjunto Instrumental del Ateneo Musical del Puerto. (Archivo: OMB)

Conjunto Instrumental del Ateneo Musical del Puerto. (Archivo: OMB)

En octubre de 1996, como aplicación de la nueva ley de educación conocida como LOGSE, se creó el Conjunto Instrumental, conocido popularmente como la ``Bandeta'' o Banda Infantil formada por alumnos de la escuela que asistían a una clase colectiva dirigida en su primera etapa por Dídac Bosch Alcaina.

Esta misma ley propició la enseñanza musical en los colegios. Nuevas expectativas de trabajo para aquellos músicos que vieron en la docencia una salida profesional. Victoria García Sarrión, Víctor Martínez Soriano, Salvador Escudero Chumillas, María del Mar Ruiz Pérez y José Fernando Cuadrado Lloret, obtuvieron plaza como docentes.

De 1996 destacar el aumento de especialidades en la Escuela de Música. Ésta contaba con 15 profesores y 129 alumnos. Las clases de instrumento eran individuales dedicándose entre 30 a 45 minutos a cada alumno atendiendo al nivel de estudios cursados. La Escuela de Música programó dos audiciones, una en Navidad y la otra en junio coincidiendo con la clausura del curso. La Escuela, al mismo tiempo, potenciaba los grupos de cámara aflorando grupos de saxofones, grupos de flautas, grupos de clarinetes que actuaban en los conciertos de clausura de fin de curso, durante las celebraciones a Santa Cecilia o en actuaciones propias. Las audiciones de la Escuela de Música se programaron durante 3 días para dar cabida a las distintas especialidades: guitarra, piano, violín, violonchelo, e instrumentos de viento, metal o percusión propios de la banda de música.

Estudiando los domicilios de los alumnos y músicos de estos años se observa que la mayoría procedían del distrito 22. Era la primera vez que se daba esta circunstancia y la razón hay que verla en el continuo despoblamiento de El Cabañal-Cañamelar y en su envejecimiento poblacional. Los jóvenes abandonaban el barrio por los escasos servicios, por la paralización del plan urbanístico y por los problemas de droga e inseguridad en que se vivía. Pero a pesar de todo el Ateneo Musical seguía con su objetivo fundacional: ser un referente cultural en el Marítimo. Con esa finalidad se ofreció un concierto en los actos de clausura del curso escolar 95-96 del Instituto Sorolla.