El local de la calle Rosario resulta insuficiente

« · Isidro Coll Ballesteros (1987-1996) · »
Local de ensayos en la calle del Rosario.

Local de ensayos en la calle del Rosario. (Archivo: AMP)

Con el inicio de la temporada de ensayos, en septiembre, resurgió la problemática de espacio en el local. El local de la calle Rosario resulta insuficiente y la nave de la calle Francesc Baldomar estaba en desuso mientras los músicos se hacinaban en el viejo local. Para comprender esa necesidad de espacio conviene apuntar aquí que cada vez que se incorporaba un músico al ensayo se tenían que levantar las tubas para poder abrir la puerta de la calle. Los bombardinos y saxofones se tenían que levantar para que pudiera pasar y ocupar su respectivo lugar, si finalmente había espacio. No es necesario indicar que durante los descansos era manifiesta la opinión favorable a trasladarse al nuevo local para poder ensayar más cómodamente.

Muy relacionado con el tema del local, estaban las audiciones de la Escuela y de la banda que se realizaba en diferentes lugares con el consiguiente gasto por traslado del material de percusión, atriles, piano y sillas. Urgía plantearse seriamente la utilización del local recientemente adquirido.

En esta disyuntiva llegó la información de un proyecto del Ayuntamiento por el cual se había decidido demoler todas las naves industriales de la calle Francesc Baldomar y dedicar el espacio a zona ajardinada. El local, recientemente adquirido, se hallaba en el centro del proyecto municipal. Por gestiones acertadas del presidente se consiguió mantener el edificio atendiendo a las razones sociales y educativas, pero sin la posibilidad de venta ni reformas externas. La razón para no demoler el inmueble se sustentaba en una ley que promovía la conservación del patrimonio industrial. Un escrito de la alcaldía de Valencia firmado por doña Rita Barberá, concedía la posibilidad de mantener la nave dentro de un entorno ajardinado. Esta propuesta llenó de satisfacción a todos los socios pues el nuevo Ateneo quedaría apartado de vecinos a los que se pudiera molestar con los ensayos.