Legalización del Ateneo Musical del Puerto

« · Manuel Navarro Quiles (1940-1948) · »

1942. Banda de Música en la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario.

1942. Banda de Música en la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario.


Por fin se pudo legalizar el Ateneo Musical del Puerto con fecha 15 de diciembre de 1944, obteniendo todas las bendiciones del Ministerio de la Gobernación el día 2 de abril de 1945. El día 23 del mismo mes se celebró la reunión constitutiva, figurando como domicilio la calle Almirante Mercer (hoy calle de la Reina) número 31, que a pesar de la diferencia de numeración, continuaba siendo el Café Fusilot. El presidente fue Pedro Velardí Ortells actuando de secretario Peregrín Cerveró Martínez. El resto de los cargos fue éste: vicepresidente, Bernabé Micó Cano; vicesecretario, Antonio Blanch Paredes; tesorero, Martín Ferrer Ros; archivero, José Ferrer Devesa: vocales, José Sánchez López, Francisco LLatas Esteban, Vicente Soria Peregrí, Miguel Campos Domingo y Francisco Boleriches.

Estas personas deseosas de reorganizar su banda de música hicieron gala de una voluntad férrea para vencer dificultades. Dejaron de lado sus diferencias ideológicas. Aceptaron sin rechistar el contenido de los informes gubernativos.

Todas las dificultades se salvaron con tal de conseguir la legalización del Ateneo. Seguro que pusieron en práctica el espíritu del Reglamento de 1932 que impedía discutir de política en la Sociedad.

Por ellos sabemos del escaso patrimonio recuperado tras la contienda civil. Éste había quedado reducido a: 1 cornetín, 1 fiscorno, 1 bombo, platos, 1 atril de mesa con seis pies, 39 sillas blancas, 2 atriles individuales de madera, 1 trombón y 1 requinto. Un panorama tan desolador no les menguó ni un ápice en su entusiasmo pues confiaban con los instrumentos guardados en las casas por los músicos durante la guerra.

Entre los músicos citados al principio de este capítulo, las nuevas incorporaciones y los músicos procedentes de la Primitiva de Natzaret que no pudo recomponerse, se congregó un número suficiente de componentes, cuya relación nos fue facilitada por el señor Puig y el señor Guaita. Ver tabla:


Tabla: Relación de músicos después de la Guerra Civil de 1936-1939
Director Percusión (5)
Manuel Navarro Quiles José Ballester Navarro
Emilio Aznar Planells
Abanderado Miguel Llopis Bañón
Ramón Sanchis Gil Samuel Ibáñez
Rafael Atienza Molina
Clarinetes (5)
José Alcaraz Sánchez Bombardino (1)
Enrique Sanchis Sanchis José María Núñez
José Puig Giménez
Salvador García Miguel Desconocemos instrumento (27)
Antonio Pérez Domingo León García Huete
Pascual Doménech Ibáñez
Clarinetes bajos (2) Vicente Martínez
Ramón Ruiz Tarazona Modesto Avilés
Antonio Ruiz Caplliure José Belenguer García
Vicente Ruiz Giménez
Requinto (1) Juan Biosca Ángel
Miguel Sanchis Sanchis José Soro Jarque
Francisco Soler Antón
Saxofones (5) Víctor Beltrán Calpe
Vicente Herráez Vicente Ferrer Cano
Francisco Iglesias Eliseo Oltra Alberola
José Ridaura Enrique Pérez Garrigues
Vicente Ballester Navarro Raúl Ribera García
Pedro García Payá Eduardo Burguete Guillem
Remigio Arnau Alcaina
Trombones (4) Antonio Hortelano García
Francisco Garrigues Eduardo Carsí Sanjuan
Miguel Ramos Mateo Salvador Aleixandre Balaguer
Esteban Comes Fernando Franqueza Deslazo
Alfredo Pascual Hull Fernando Franqueza García
José Tamarit Tordera
Trompetas (2) Alfredo Martínez
Eulogio Camilleri Salvador Navarro
Vicente Garrigues Juan Rafael Bas
Pedro Biosca Ángel
Tubas (3) Julián Vázquez Soler
José Llavata
Ángel Juan
José Ramos Furió



1944 Reglamento

Reglamento del Ateneo Musical del Puerto de 1944


Algunos instrumentos pudieron recuperarse, pero los uniformes no. Así que, tras los primeros pasos para la reorganización, hubo que trabajar para confeccionar 40 nuevos uniformes cuyo precio por unidad era de 475 pesetas.

Con el tiempo, el criterio de sufragar la Sociedad el coste de los uniformes ha cambiado ante la dificultad de poderlo soportar financieramente. No obstante cabe indicar que las circunstancias ayudaron a tomar esta decisión. De una parte un mayor aumento del nivel de vida permitía, a muchos componentes de la banda, disponer de un traje azul marino. De otra la sencillez del uniforme que llegó a distinguirse por la corbata de color rojo y una insignia en la solapa.

Por lo que respecta a los instrumentos, éstos son propiedad de las Sociedades Musicales. Esta afirmación sigue siendo cierta en muchas poblaciones. Los Ayuntamientos subvencionan a sus sociedades musicales por los actos que realizan en la población. Colaboran en la renovación del instrumental de sus bandas e incluso abonan el salario del director de la banda. Pero en Valencia no es ésta la realidad. El ayuntamiento tiene su Banda Municipal y las otras agrupaciones bandísticas deben solucionarse los problemas de local, de instrumentos y de formación. Por esta razón, para la compra y mantenimiento de instrumental, se han tomado todas las medidas inimaginables. Citamos algunas: no cobrar los actos retribuidos, promover rifas, aportaciones de mecenas, donaciones, compra de instrumentos de segunda mano, etc. En el archivo se citan las variopintas medidas adoptadas junto a notas de entrega, recibos y facturas de casas de instrumentos como: Penadés, Lluquet, Unión Musical, Ribera o Casa Garijo.

1940 Libro de Socios

Libro de Registro de Socios.
(Archivo: AMP.)


Hemos indicado que el Ateneo Musical del Puerto reanudó sus ensayos con un grupo de músicos entusiastas, escaso material y un local cedido por el Montepío al que hemos hecho alusión. Pronto llegaron a ser 57 músicos. La escuela de educandos aumentaba en alumnos y un número considerable de vecinos se asociaron con prontitud. Se quería cerrar un capítulo negro de la historia que había cubierto de luto muchos hogares.

Mediante una campaña, llevada con ahínco y tesón, dirigida al "vecindario en general de los Poblados Marítimos", a finales de 1945 había 226 socios dispuestos a potenciar el Ateneo; en 1946 se dieron de alta treinta; siete personas lo harían en 1947; trece en 1948; cincuenta y una en 1949; sesenta y ocho en 1950. Pero vayamos despacio y por partes.