Local de la calle Vicente Brull

· Manuel Revert Fort (1969-1973) · »

Francisco Frasquet agradeciendo las gestiones de Pepita Ahumada en pro del Ateneo

Francisco Frasquet agradeciendo las gestiones de Pepita Ahumada en pro del Ateneo. (Archivo:AMP)


No hace falta comentar que se perdió el local de la Travesía del Teatro y con él todo el dinero invertido en mejoras, gran parte del archivo y material muy valioso, como estandartes antiguos, cuadros conmemorativos, uniformes y algún que otro instrumento. Realmente se empezó de cero. Local e instrumentos fueron los primeros gastos que afrontó la directiva.

El nuevo presidente, Francisco Frasquet, consiguió el local de la calle Vicente Brull número 38 cedido por gentileza de Pepita Ahumada. Allí la Escuela de Música y la Banda pudieron empezar una nueva y difícil andadura. Más tarde vinieron los uniformes pagados con lo obtenido por la venta de loterías. El grupo de teatro, la recuperación de la festividad de Santa Cecilia y los homenajes iban completando el abanico de actividades de la Sociedad.

El primer acto de esta nueva etapa tuvo lugar la noche del viernes 19 de diciembre de 1969 a las diez y media, en el Salón Noble del Ateneo Marítimo. La presentación de la Banda fue a cargo del presidente de la Federación Regional de Bandas Civiles, Antonio Andrés Juan. El concierto lo realizó la banda de la Agrupación Musical la Amistad de Quart de Poblet bajo la dirección de Esteban Esteve Jorge. No fue hasta el 19 de junio de 1970 cuando actuó la banda del Ateneo Musical del Puerto. La prensa de la ciudad informó sobre el acontecimiento escribiendo: "Como reanudación de la vida social del Ateneo Musical del Puerto, su nueva junta directiva ha organizado una velada... Asistió gran cantidad de público que rió largamente con la divertida comedia de Blasco Carrión, Levantar los muertos; esta primera parte teatral evidenció el buen trabajo de la compañía Escuela de Teatro Actor Mauri, cuya labor fue muy satisfactoria, a juzgar por la gracia con que interpretó la obra y por los entusiastas aplausos que se tributaron. Hay que aplaudir y apoyar sin reservas la tarea de reestructuración del Ateneo Musical del Puerto en lo referente a su banda; tantos años de sacrificios y desvelos bien merece un aliento cordial y así lo entendió el público asistente, que ovacionó largamente a estos instrumentistas abnegados, protagonistas de un concierto bien brillante". ((Las Provincias, 20-06-1970)).

Jenaro Millán y José Ferriz Llorens.

Jenaro Millán y José Ferriz Llorens.


En 1970 se recuperaron los actos en honor a Santa Cecilia organizados por la Sociedad y patrocinados por la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Valencia dentro de su VI Ciclo de Cultura. Las audiciones y conciertos se realizaron en el Salón Noble Ateneo Marítimo. Quizás el acto más importante de 1970 tuvo lugar el día 26 de noviembre a las 21 horas. Una congregación de directivos, músicos, socios, educandos y comisiones falleras se trasladó al colegio San José donde se procedió a la colocación de una corona de laurel ante la placa de Vicente Ballester Fandos. A continuación, sobre las 22 horas, tuvo lugar una velada artístico-musical con la representación del sainete No es per ahí y un concierto por la banda del Ateneo dirigido por Manuel Revert, actuando como mantenedor Vicente Mauri. En el intermedio del concierto se entregaron diplomas y medallas a los educandos y alumnos de solfeo. El concierto fue grabado y emitido por Radio Peninsular de Valencia de la Red de Emisoras de Radio Nacional, dentro del programa Concierto en la Plaza Mayor. En este concierto ayudaron músicos de Benimaclet por amistad con el director.

En 1971 se programó un homenaje al Presidente de la Federación de Sociedades Musicales y a la misma Banda de la Policía Municipal de Valencia. Se homenajeó a antiguos músicos como a José Ferriz Llorens quien fue nombrado director Honorario Perpetuo. El día del homenaje, el señor Ferriz recordó sus años como músico, primero del Patronato y luego del Ateneo. Recordó los ensayos en el Fusilot, los desfiles de Semana Santa, sus primeras lecciones a los seis años con el maestro Ridaura. Agradeció a los nuevos responsables su valentía y tesón por no haber dejado morir su Patronato.