Origen de la Coordinadora de Sociedades Musicales de Valencia

« · Pascual García Miquel (1948-1958) · »

Documento fundacional de la Coordinadora de Sociedades Musicales de Valencia.

Documento fundacional de la Coordinadora de Sociedades Musicales de Valencia. (Archivo: AMP)


Una de las fechas más esperadas por los músicos era noviembre y la celebración de los actos en honor a Santa Cecilia, donde tenía lugar la incorporación de los nuevos componentes. La imagen de la Santa era trasladaba cada año a la casa de un músico para permanecer hasta la siguiente celebración. Este año tuvo el honor de recibir la imagen Antonio Blanch.

En diciembre se consiguió un premio de 20 pesetas sorteado por la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Valencia entre sus clientes.

En el mismo mes y a propuesta del delegado de la banda de música La Vega, se reunieron en los locales de la Sociedad Coral El Micalet los representantes de las siguientes sociedades musicales de la ciudad de Valencia: La Vega, El Ejemplo, Unión Musical, La Parroquial y el Ateneo Musical del Puerto, con la finalidad de estrechar los lazos comunes entre las sociedades en beneficio de los músicos de estas agrupaciones, los cuales se encontraban en estos momentos muy mal retribuidos por no haber evolucionado la cuantía de los contratos. Es lo que sería el germen de la Coordinadora de Sociedades Musicales de Valencia. Como resultado de la reunión se aprobaron unas condiciones mínimas de contratación en Fallas y Semana Santa. Por su interés reproducimos un resumen del acta: "Para los contratos realizados por las Comisiones Falleras consta que la Replegà la realizará un mínimo de 7 músicos que cobrarán a razón de 40 pesetas por plaza. Para los otros actos falleros, el mínimo será de 25 pesetas por músico. Si el contrato lo realiza la Junta Central Fallera, el mínimo de músicos será de 30 plazas y el importe a cobrar de 1.000 pesetas. Ninguna banda podrá incluir más de 35 músicos. En los actos de presentación se cobrarán 25 pesetas si consiste en acompañar a la comisión hasta el lugar de la celebración y 40 pesetas si hay que actuar durante el acto". Los precios para los actos de la Semana Santa se establecieron del siguiente modo: Presentación, 45 pesetas por músico; Jueves Santo por la mañana, 50 pesetas; Jueves Santo por la tarde, 40 pesetas; Viernes Santo todo el día, 90 pesetas; Domingo de Resurrección, 75 pesetas. El mínimo de plazas para estos actos se estableció en 20. El representante del Ateneo Musical fue Vicente Puig.

Músicos del Ateneo en la puerta del Fusilot.

Músicos del Ateneo en la puerta del Fusilot. (Archivo: AMP)


Finalizó el año con una felicitación al Jefe Superior de policía de Valencia y un balance a favor de 31.800 pesetas.

Estamos en 1957. Como venía siendo habitual comenzó el año con la Junta General reglamentaria, donde se aprobaron los cambios en la junta directiva y se facilitó el balance económico. La banda de música siguió su programación ordinaria con el inconveniente añadido por aplicación de la nueva circular sobre derechos de autor.

Las fiestas de las Fallas no eran tan importantes en el Marítimo como lo son ahora. Había dos comisiones, la Barraca y el Puerto, que plantaban un par de fallas de categoría similar a las del centro de Valencia. Las demás "son todo intentos, pequeños jolgorios de vecindad que a nada práctico en el terreno artístico conducen y que no son más que ocasión de pequeñas mascaradas limitadas al ínfimo ámbito de una manzana de casas". (Las Provincias, 12-12-1957).

Las fiestas al Cristo de El Grao fueron todo un acontecimiento. Comenzaron el 28 de abril y se prolongaron hasta el 10 de mayo. Estuvieron organizadas por la junta de gobierno de la Muy Ilustre Hermandad del Colegio Oficial de Agentes y Consignatarios de Aduanas y de la Junta de Clavarios y Clavariesas. (Las Provincias, 2-05-1957).

En el Ateneo se trataba de motivar a los músicos con la presencia de dos directivos encargados de pasar lista durante los ensayos. No funcionó. En junio no habían logrado aumentar la participación por lo que fueron convocados a reunión. En julio una circular del Gobierno Civil las obras exentas de derecho de autor interpretadas en fiestas patronales. En octubre el director presentó la dimisión aduciendo problemas de salud.