Se multiplica la oferta cultural del Ateneo

« · Pascual García Miquel (1948-1958) · »

Cartel anunciador de la Semana Santa Marinera.

Cartel anunciador de la Semana Santa Marinera. (Archivo: JMSSM)


El Ateneo siempre ha tenido vocación de multiplicar su oferta cultural. No todo era música de banda, la oferta cultural del Ateneo iba más allá. Como hemos visto en la época del Patronato, hubo un grupo de teatro estable que ofrecía sus representaciones en los teatros La Marina, Lírico y El Musical. Tras la guerra resurgió esta actividad. Aquella vocación lúdico-cultural no logró arrasarla la contienda ni las penurias de la posguerra y, así, desde principios se volvió a reorganizar el grupo de teatro. Un programa de mano indica que se celebró una función el 24 de febrero, en la Pista Mediterráneo poniendo en escena Una cosa dura, con la intervención de la pianista Monfort.

La Semana Santa empezó con los tradicionales actos de presentación de Hermandades, Cofradías y Cuerpos Armados celebrados con gran animación de público. El Lunes Santo, a las diez de la noche, fue trasladada la venerada imagen del Santísimo Cristo de los Afligidos a los sones de la música. Uno de los más emocionados momentos del Jueves Santo Marítimo lo constituyó la visita de todas las Hermandades y Cofradías al Asilo de San Juan de Dios, Sanatorio de la Malvarrosa y Asilo de Nuestra Señora del Carmen. La procesión del Santo Entierro contó con la presencia del arzobispo, Marcelino Olaechea y el alcalde de Valencia, don José Manglano acompañados por otras autoridades militares. (Las Provincias, 12-14-16-19 de abril de 1949).

A la Semana Santa le sucedían las fiestas a San Vicente celebradas en El Grao, Tros-Alt, Mercado, Pilar, Ruzafa, calle del Mar, Plaza de la Virgen o Santa Cruz, donde era habitual la contratación de las bandas del Marítimo. A la Banda Municipal se le reservaban los actos promovidos por la Junta Central Vicentina. Tras estas celebraciones la banda del Ateneo actuaba en las festividades del Cristo de El Grao con la emocionante bendición del mar con el "Lignum Crucis". El mes de mayo contaba así mismo con la cita anual de la Virgen de los Desamparados en algún acto de los muchos promovidos por los barrios de Valencia. En 1949, por ejemplo, actuó la Unión de Pescadores en la solemne procesión.

El día primero de mayo se efectuó en el puerto la emocionante bendición del mar. En la comitiva que salió de la iglesia parroquial de Santa María de El Grao figuraba la tradicional escalera y la imagen del Cristo Crucificado.(Las Provincias, 3-06-1949)