XXV aniversario de la Coronación

« · Pascual García Miquel (1948-1958) · »

La Virgen de los Desamparados en la dársena del puerto

La Virgen de los Desamparados en la dársena del puerto con motivo del XXV aniversario de la coronación. (Archivo: PNSR)


El mismo mes se cumplía el XXV aniversario de la coronación de la Virgen de los Desamparados preparándose toda una serie de actos religiosos para realzar tal efeméride. Uno de ellos consistía en la visita a Valencia de las imágenes marianas de varias ciudades y villas del antiguo Reino. Las Vírgenes de Cullera y Benidorm fueron trasladadas por mar escoltadas por una nutrida flota pesquera, siendo recibidas en alta mar por la embarcación que llevaba al Cristo de El Grao. Media Valencia se trasladó hasta el muelle para contemplar tan emocionante acto. El Ateneo Musical del Puerto y la Unión de Pescadores se sumaron a los actos de recibimiento. Las Provincias lo describe con estas palabras: "Las tracas y las carcasas ahogaban los esfuerzos de las bandas de música por hacer oír sus sones y cuando entre disparo y disparo había un segundo de reposo, un viva o una aclamación hacía inacabable el clamor en homenaje a la imagen".
 Acto público de las misiones.

Acto público de las misiones.


A finales de mayo el Marítimo recibió la visita de la Virgen de los Desamparados. El día 25 hacía su entrada triunfal en la feligresía de Santa María de El Grao. Allí la esperaba una multitud que llenaba aceras, ventanas, miradores y balcones. La llegada de la imagen y el relevo estuvo acompañado por los sones de las bandas. En su recorrido por las calles marineras visitó las parroquias, la fábrica de cerveza, los astilleros y la playa celebrándose una misa de campaña ante los bloques de viviendas de Regiones Devastadas y otra en el puerto. (Las Provincias, 26 y 27 -05-1948).

El 30 de enero de 1949 hacían su entrada en Valencia los Padres Misioneros ... No había pasado mucho tiempo desde el emocionante recibimiento dispensado a la Virgen de los Desamparados. Ahora, de nuevo, los espacios amplios que enfrentan a la Escalera Real volvían a ser testigos de la recepción oficial de los treinta y seis Padres Misioneros encargados de la población marinera. La avenida del Puerto ofrecía un impresionante espectáculo a la llegada de las veneradas imágenes del Cristo de El Grao, de los Afligidos, del Buen Acierto de El Cañamelar, del Salvador de la parroquia de Los Ángeles y del Salvador y del Amparo de la parroquia de San Rafael. (Ver Corbín Ferrer, JL. La Valencia Marinera: del Grao a la Malvarrosa, páginas 240-241).