Primer local de ensayos

· Francisco Lozano (1884-1889) · »

El Padre Luis Navarro, coadjutor de la ermita de Nuestra Señora del Rosario que fundada el arzobispo Andrés Mayoral, cedió unas dependencias anejas a la ermita como local de ensayos. El Padre Luis, natural de Alboraia, potenció los actos de Semana Santa en el Marítimo. Por esta razón, la Semana Santa Marinera y la la Semana Santa de Alboraia estuvieron estrechamente ligadas durante estos años.

Ha llegado hasta nuestros días la descripción del local y se dice del mismo que era "una casa vieja y reducida con un amplio corral lleno de escombros, cañas y charcos". Estaba situado en el camino de El Canyamelar a El Grao.


1883 Cabanyal-Canyamelar

El primer local social se encontraba junto a la iglesia del Rosario. Fondo derecha de la fotografía.

En su corto trayecto se atravesaba alguna pequeña charca, lo que motivó que se le llamara popularmente el "carrer del Bassot". De aquel camino, en la actualidad, sólo queda la parte cercana a la iglesia denominada calle de la Abadía del Rosario.

La primera obra acometida fue la cubierta del patio para poder ensayar durante los inviernos y días de lluvia. Con el tiempo se realizarían otras obras de mejora para dar cabida a un nuevo tipo de socio: el socio no músico, el socio colaborador. Aquellos abnegados padres de educandos y de músicos o, simplemente, personas aficionadas a la música que asistían regularmente al local social para echar su partida de "truc" o de "chamelo", mientras disfrutaban de los ensayos de la banda.

Con el fin de crear una verdadera sociedad se buscó un conserje, cargo ostentado por un músico que tocaba el bajo, llamado Ventura Baladoni. Baladoni se encargaba de traer el café de Casa el Tío Nelo, también conocida como Casa Chiner, establecimiento sito en la calle Escalante, muy próximo al local.El arte de Baladoni para preparar el "calentet" (café con unas gotas de aguardiente o cazalla) ayudaba en las frías noches de invierno a recomponer la afición, tanto de los músicos como de los socios. Los gastos eran mínimos y obedecían al alumbrado a base de petróleo, bujías y a la calefacción con leña y carbón del puerto.

Los primeros socios abonaban 50 céntimos mensuales. Para recaudar fondos extras se celebraban bailes de "nomenà", veladas musicales y rifas.

La nueva sociedad recibió el nombre de Patronato Musical de Pueblo Nuevo del Mar. Patronato por su cualidad de obra pía, Musical por su objetivo fundacional y Pueblo Nuevo del Mar en referencia a la población.

Esta inquietud por formar una banda civil era compartida por otras ciudades y pueblos valencianos de finales del siglo XIX, de ahí la gran cantidad de bandas centenarias que existen en la Comunidad Valenciana.


El tranvía a vapor se inauguraba en 1892. Partía de la Plaza y finalizaba en la Plaza Espartero del Grao.

El tranvía a vapor se inauguraba en 1892. Partía de la Plaza del Ayuntamiento (Valencia) y finalizaba en la Plaza Espartero del Grao.


El Patronato contribuyó a la afición musical en el Distrito Marítimo y generó adeptos a la música de banda gracias a sus fiestas principales: el Cristo de El Grao y la Semana Santa Marinera.

Villanueva de El Grao celebraba pomposamente la fiesta del Cristo con gran participación de ciudadanos de Valencia y poblaciones cercanas que se trasladaban en los servicios extraordinarios ofrecidos por la línea de tren de El Grao, o por el tranvía que ampliaba su horario hasta altas horas de la noche. Pueblo Nuevo del Mar hacía lo propio con los actos de Semana Santa.

La música del Marítimo se iba haciendo un hueco en los actos festivos y acontecimientos extraordinarios del barrio. Y, curiosamente, no surgiría en El Grao, población con más nivel económico, sino en Pueblo Nuevo del Mar, pueblo eminentemente pescador.