Fundación de la Música Nueva

· José Borrero Pérez (1895-1899) · »

Grupo de músicos de Pueblo Nuevo del Mar

Grupo de músicos de Pueblo Nuevo del Mar. (Archivo: GMG)


La designación del nuevo director supuso una ruptura en el seno de la banda de música. La plantilla de músicos quedó reducida a 22 plazas con la consiguiente baja de socios. El maestro Castro no se fue solo. Con él se desligaron una veintena de músicos.

Desgraciadamente 1895 también registró el fallecimiento del maestro del sainete valenciano, nacido en el Marítimo, Eduardo Escalante, que describía las escenas de los veraneantes que acudían desde Valencia, en la pieza bilingüe Barraca en lo Cabañal, estrenada en el Teatro Princesa el 15 de enero de 1872.

José Castro Miralles junto con los músicos disidentes formó una nueva agrupación llamada Música Nueva de Pueblo Nuevo del Mar. Su existencia, no obstante, fue breve pues se disolvió en 1899. Lo sabemos por una nota donde se indica que la Música Nueva no pudo asistir al Festival de Bandas de 1900 por estar "desorganizada". En la misma situación se encontraban otras bandas de música, como, por ejemplo, la de Benaguasil.

Esta escisión tuvo consecuencias al dividir la población en dos bandos. Eran frecuentes las desavenencias entre familiares y amigos por defender una u otra agrupación. Se cuenta que la Música Nueva empleó malas artes para atraerse a los músicos del Patronato. Anotamos en este sentido la presión ejercida sobre el músico Peleguer al que le facilitaron un saxofón si se pasaba a la Música Nueva. Éste aceptó porque en el Patronato estaba obligado a tocar el bombardino contra su voluntad.

La verdad es que hubo muchos problemas. Los partidarios del Patronato comenzaron a burlarse de la Música Nueva entonando versos alusivos a la indumentaria. A estas estrofas, los músicos del Patronato les pusieron música, llegándonos a nosotros ésta: "La Banda Nova no té salero, perquè porta trage de carabinero".

Desde ahora la banda del Patronato es bautizada como la Primitiva de Pueblo Nuevo del Mar para diferenciarla de la Música Nueva. Esta denominación no sólo es atribuible al público sino que la prensa también la utiliza. Veamos la noticia aparecida en Las Provincias: "El espléndido día favoreció las fiestas en honor a la Santísima Cruz de El Grao. A las 3 de la tarde se organizó una magnífica cabalgata con carros alegóricos. Desfilaron más de veinte imágenes y algunos personajes bíblicos. Participaron las siguientes músicas: Bomberos, Alfara del Patriarca, Primitiva y Nueva de Pueblo Nuevo del Mar, banda de la Punta y banda de La Malvarrosa que iba detrás del palio, bajo el cual se llevaba la Vera Cruz", (Las Provincias, 04-05-1895).

Importante en esta cita es la aparición de la banda de la Malvarrosa de la que no hemos encontrado más referencias.

Cuando llegó la temporada de bailes en Las Arenas de 1895 la banda estaba inmersa en los ensayos de las obras del certamen por lo que fue el Patronato de la Juventud Obrera la sociedad musical encargada de los conciertos y bailes dominicales.