Bendición de la nueva bandera de 1926

« · Vicente Tomás Ridaura (1919-1933) · »
La banda de música posando junto la bandera de 1926. (Archivo: AMP)

La banda de música posando junto la bandera de 1926. (Archivo: AMP)

En secciones anteriores hemos hecho una breve reseña a la bandera de 1926. Ahora, que cronológicamente corresponde hablar de ella, comentamos lo acaecido.


La nueva bandera fue otro hecho indicativo de los cambios gestados por el presidente. Se conservan varias fotos de estas efemérides y el programa de los actos celebrados los días 23, 24 y 25 de octubre. El día 23 despidieron la antigua bandera con un pasacalle y una traca en la plaza del Rosario. El día 24 tuvo lugar el acto de bendición de la nueva bandera apadrinada por el presidente de la Sociedad, Eduardo Albors Martínez y su distinguida esposa Concepción Serrano Ballester durante la solemne misa de campaña en la plaza de Nuestra Señora del Rosario. El acto oficiado por el párroco José Pinazo contó con asistencia de las autoridades y secciones de la Cruz Roja de Valencia y Puerto. La corte de honor, que lucía los típicos trajes de la región, la formaban las simpáticas y bellas señoritas Concha Albors, María Reyes, Mercedes Torres, Encarnación Furió, María Cervera, Consuelo Alcaina y Amparo López. Los padrinos hicieron entrega de la bandera a la banda de música, haciéndose cargo la Sociedad de la antigua. Acto seguido desfiló la comitiva por la población y se celebró un concierto. Los actos continuaron con un banquete en honor a la banda, una velada literaria a cargo de Bernardo Morales Sanmartín y una magnífica traca. El día 25 se cerraron los actos con un gran concierto y una hermosa traca de colores.


La bandera era de seda de color granate, llevaba bordado en la parte superior el nombre de la Sociedad Patronato Musical y dos fechas: el año de fundación 1884 y el año de confección de la misma 1926. En el centro se bordó el escudo del antiguo municipio de Pueblo Nuevo del Mar, consistente en un trozo de mar sobre el que el sol naciente extiende sus rayos, que llegan hasta una barca pescadora, la cual destaca la blanca vela latina sobre el azul del cielo y el azul verdoso del mar. Artísticamente bordados en seda de colores destacan el escudo, los atributos, la leyenda de la Sociedad y el nombre de la población, Pueblo Nuevo del Mar. Entre las palabras “nuevo” y “del”, estaba bordada la medalla de la Cruz Roja. El mástil de la bandera aún se conserva en la Sociedad. Es de bronce, tiene los escudos de la ciudad y de la Comunidad Valenciana rematados con el simbólico casco que corona “lo Rat Penat” Es obra de los talleres de fundición de Salvador Salvador.
[/raw]

Programa de los festejos con motivo de la bendición de la bandera.

Programa de los festejos con motivo de la bendición de la bandera.


Toda esta simbología apuntada: sello, membretes, bandera, uniformes, etc., testimoniaba el nuevo rumbo que el Patronato estaba dispuesto a emprender. Y así fue. En los años sucesivos se consiguieron los mejores resultados artísticos de su historia y se construyó el mejor local social del Marítimo: El Musical.

Tomás Ridaura siguió con sus clases en la Academia, con sus ensayos con la banda, con sus conciertos y con los compromisos firmados con distintas comisiones de fiestas. Durante 1926 aún hubo bajas de músicos suplidas con las nuevas incorporaciones de educandos.

La banda de música había quedado sensiblemente reducida pero el maestro Ridaura sabía que contaba con elementos suficientes para proseguir sus actuaciones, e incluso, para presentarse al certamen en 1927. Así pues, se celebró Santa Cecilia, el concierto de Navidad y el de Año Nuevo con una masiva asistencia de público y una motivación extraordinaria entre los músicos.

Los carnavales de 1927 se celebraron como de costumbre. Nos detendremos en esta ocasión para referirnos a las sociedades del Marítimo que celebraron carnavales para recibir al Momo con todos sus honores. El Círculo Marítimo lo celebró en el teatro La Marina, la Unión de Pescadores en el teatro Serrano, la Unión Patriótica en el cine Alhambra, la Sociedad Escalante en el cine del mismo nombre, el Levante CF en el cine Benlliure. Las demás sociedades, tales como el Círculo Instructivo Liberal, el Porvenir, la Fraternidad, la Marina Auxiliante, el café Canela, el café Navarro y el Patronato Musical celebraron los bailes en sus respectivos salones.

La vida en la Sociedad Musical seguía muy activa. Para los bailes de carnaval se adquirieron sillas plegables. La Semana Gráfica indica que la animación fue extraordinaria siendo imposible dar una paso. Se bailó y se bebió de un modo sorprendente reinando la alegría y el bullicio propio de estas fechas. "Decididamente se impone la realización de los magnos proyectos que prepara esta culta entidad", escribe.

Aunque pequemos de repetitivos es difícil no hacer cada año una reseña a las fiestas de Semana Santa. La banda del Patronato sonó como se esperaba siendo felicitada por su buen hacer. Creemos que no hay la menor duda del papel del Patronato Musical en pro de las fiestas semanasanteras durante estos años. En un escrito de 31 de marzo de 1926 se califica a sí mismo como patrocinador de las fiestas de Semana Santa Marinera invitando a la corporación municipal. Este sentimiento era compartido por directivos y músicos por lo que la participación no se limitaba a lo puramente musical sino que se colaboraba en la decoración de calles, en la recogida de dinero entre el vecindario y en la cesión del local social para reuniones preparativas.