Certamen de Valencia de 1928

« · Vicente Tomás Ridaura (1919-1933) · »
Amplia expectación ante el certamen de bandas de música de Valencia. (Archivo: HV)

Amplia expectación ante el certamen de bandas
de música de Valencia. (Archivo: HV)

Llegó el verano y se acercaba el Certamen de Valencia de 1928. Todas las esperanzas musicales estaban depositadas una vez más en el Certamen de Valencia. El Patronato se inscribió en la Sección Especial junto a la Lira Castellonense, la Primitiva de Llíria, la Unión Musical de Carcaixent y la Unión Musical de Llíria.

La banda del Patronato llevaba quince músicos más que en el concurso anterior. Un total de setenta que interpretaron Parsifal, de libre elección y Muerte y Transfiguración como obra obligada. Para este evento se adquirió una tuba en si bemol valorada en 1.000 pesetas.

Fueron premiadas la Unión Musical de Llíria y la Lira Castellonense. Decepción en el Patronato que no lo pudo suplir el banquete homenaje propuesto por el Círculo Marítimo el 9 de agosto. Este banquete tuvo lugar en el restaurante Las Arenas. Asistieron cerca de 400 comensales. Se sentaron en la presidencia: Vicente Gallart, presidente del Círculo Marítimo; Vicente Tomás Ridaura, director; Vicente Ballester Gozalbo, periodista; Eduardo Albors, presidente de la Sociedad y los señores Francisco Gómez Cano, Eleuterio Dutrús, José Bellmont, Manuel García Cabanes y Vicente Cano. El mantenedor del acto fue José Ballester. También rindió homenaje Juan Puig, capitán del Levante CF. A los postres se presentó, en formación, la banda musical La Artística, de la calle Sagunt, uniéndose al grupo e interpretando el Himno Regional. Durante la comida se propuso dedicar una calle a uno de los fundadores del Patronato: Vicente Ballester Fandos. El menú fue estupendamente servido por el popular señor Clemente y pronto, los agraviados partidarios de la banda se olvidaron de todo volviendo a acudir a los ensayos del Patronato.

 Jubilados de la Marítima Terrestre.

Jubilados de la Marítima Terrestre.


La actividad cultural y musical siguió su curso habitual incluyendo novedades en la Fiesta de la Vejez del Marítimo celebrada en octubre de 1928 en el Teatro Serrano. En noviembre, como todos los años, la sociedad Casino Artesano del Grao celebró el día de todos los santos con un emotivo acto en memoria de los héroes de cuba que fallecieron en el Hospital de la Sangre instalado en dicha sociedad. Entre los numerosos invitados se encontraba el presidente y el director del Patronato.

El resto del año y el inicio del siguiente se continuó trabajando en el proyecto del local social. En febrero de 1929 se comunicaba el nombre del contratista, Salvador López. Las obras de demolición y construcción comenzaron sin dilación pues los bailes de carnaval se celebraron en los nuevos salones de la Sociedad, informa (El Pueblo, 09-02-1929); y el 13 de junio se anunciaba a los socios la finalización del salón de actos. En la actas aún consta el nombre de Pueblo Nuevo del Mar y la presencia del delegado gubernativo en juntas generales.

Fueron momentos de gran trascendencia para la Sociedad. Ahora más que nunca se precisaba de la unión de todos y de la buena gestión. La necesaria relación entre junta directiva y banda de música se plasmó con el nombramiento de Vocal Nato a favor del director de la misma, Tomás Ridaura. Para la gestión económica se contó con la valiosísima colaboración de Antonio Espín, sucediendo a su padre en el cobro de cuotas.

La actividad musical seguía su rumbo. Los festejos falleros iban tomando popularidad en el Marítimo y, con el fin de una mejor organización, se fundó una comisión presidida por Juan Puig Beltrán.

Por lo que respecta a la Semana Santa de 1929 parece ser que la actitud de algunos músicos no fue la adecuada porque en las actas se pide mayor compostura durante los desfiles. A parte de este tirón de orejas, añadir que el Sábado de Gloria a las 9 de la noche se ofrecieron dos conciertos musicales organizados por el Comité Central de Fiestas. En uno de ellos actuó la banda de música del Patronato y en el otro la Unión de Pescadores. Emotivo fue también el desfile de las dieciocho cofradías que desfilaron el Domingo de Resurrección por la calle Capdepont ante la tribuna de autoridades.

El once de mayo la Guía del Turista en Valencia indicaba la relación de las bandas de música constituidas en la ciudad de Valencia. Eran éstas:


Tabla: Relación de bandas de música de la ciudad de Valencia
   
Nombre de la entidad musical Número de músicos
Banda Municipal de Valencia 84
Banda La Unión Musical 60
Banda Patronato de El Grao 65
Banda La Vega 45
Banda La Vega Nueva 45
Banda La Artística 50
Banda El Ejemplo 60
Banda Parroquial 35
Banda La Regional 35
Banda Unión de Pescadores 40
Banda de la Cruz Cubierta 30
Banda Instructiva Musical de Benimaclet 65
Banda de Benimaclet 60
Banda de la Fuente de San Luis 35
Banda de Benimàmet 25
Banda de Natzaret 30
Banda Antigua de Masarrochos 30
Banda Nueva de Masarrochos 30
Banda de la Casa de Beneficencia 40
Banda de la Casa Misericordia 35