Festival benéfico en El Musical

« · Vicente Tomás Ridaura (1919-1933) · »

El Musical antes de las reformas de 2003

El Musical antes de las reformas de 2003

El primer día de marzo, las sociedades Patronato Musical, Marítima Terrestre, Unión Terrestre y Casino Artesano celebraron, en el flamante salón de actos del Patronato, un gran festival benéfico a favor de los hijos de los obreros de Sagunt, muchos de los cuales estaban acogidos caritativamente por familias de los obreros del puerto de Valencia. El salón de actos se llenó al completo para disfrutar de las comedias Los demonios en el cuerpo y Ley de vida y del drama Una limosna por Dios. Tomaron parte en las obras los alumnos del cuadro de declamación del Patronato Musical. La función comenzó a las 9:30 en punto. (El Pueblo, 01-03-1930).

El 16 de marzo fue la Rondalla del Patronato la representante de la Sociedad en el concurso de rondallas promovido por la Sinfónica Levantina y celebrado en el Teatro Serrano. Participaron la Armónica de Bétera, Filarmónica del Turia, Rondalla Valencia de Valencia, rondalla Valencia de El Cabañal y Rondalla Re-Do-La. (El Pueblo, 14-03-1930).

La banda de música Unión de Pescadores, que así se llamó en un primer momento, no sólo aumentaba su protagonismo en los desfiles de Semana Santa, sino que participaba en los festivales familiares de la sede social del Levante CF de la calle Libertad, nº 77; homenajeaba a Vicente Amades Alabau con un pasodoble titulado El Hombre Bueno, compuesto por el director Pascual García Miguel y amenizaba los actos de bendición del trono anda La Barca de la parroquia de El Grao. Por otra parte, la nueva Sociedad Musical Sinfónica Levantina, con sede en la calle Capdepont, también ofrecía bailes familiares y obsequiaba a las asistentes con ramos de flores y perfumes. El Patronato Musical entraba, ahora lo sabemos, en un camino sin retorno. El local, su barco insignia, zozobraba y con él la banda de música.

Hoy el local, conocido como "Teatre Musical", ha sufrido tal reforma que no queda nada de lo en su tiempo fue. Por no respetar, no se ha respetado ni la fachada. Eso sí, su reforma, más que su rehabilitación, se ha hecho en líneas completamente nuevas, sin pretender que la sala se pareciese a lo que era antes. Los acabados en cemento visto y mármol dan una sensación de calma, equilibrio y sobriedad ... El interior de la sala está decorado con toques rojos del telón y la tapicería de las butacas y el habitual negro del escenario desnudo. La cita, que compartimos a pies juntillas, es la opinión de Lupiak sobre las reformas llevadas a cabo en el Teatro El Musical.

La descripción que hizo en su día el maestro Ridaura dice así: "Al edificio creo que no se le puede pedir más. La frontera es de gran vistosidad. Una amplia escalinata conduce a la Secretaría, Presidencia, Archivo y sala de dominó quedando el centro de la habitación para ensayar la banda. Por último la elegante y amplia terraza para ensayar en verano".


El Musical convertido en teatro.

El Musical convertido en teatro.


Para hacernos una idea de cómo era originalmente hemos extraído la siguiente referencia del Registro de la Propiedad de Valencia:

Edificio en Pueblo Nuevo del Mar, plaza Virgen del Rosario nº 3, que consta de dos cuerpos de obra, en los que existen las siguientes dependencias:

-
Primer cuerpo: Un amplio salón de dos puertas y una ventana grande a la fachada, a la izquierda entrando tiene comunicación por dos puertas con el salón de espectáculos que se dirá a la derecha en primer término. Hay un pequeño cuarto, después otra sala más amplia, seguidamente una puerta que comunica a una escalera que da acceso a un piso alto y a una terraza, Después una amplia sala destinada a cocina la cual tiene una pequeña habitación interior y una puerta que da salida a un deslunado que existe inmediatamente a la cocina, teniendo ésta una pequeña puerta de acceso al salón y a continuación lavabos y retretes. El piso alto al que se sube por la escalera dicha tiene un amplio salón que da a la fachada, a la derecha de ésta un cuarto para lavabos y un deslunado, a la izquierda tres habitaciones comunicándose las dos primeras. En la fachada hay dos balcones y un amplio antepecho. A la puerta de detrás de este piso alto existe otro amplio salón cerrado, el cual tiene a la derecha una habitación para cocina y, a la izquierda, una amplia cabina para las máquinas de proyección que tiene su entrada por una puerta existente detrás de las expresadas habitaciones. La escalera que parte del piso bajo tiene prolongación hasta la terraza y en el último rellano de dicha escalera existe un amplio cuarto. En el fondo de la terraza un amplio local habitable con cocina, comedor, sala, lavabos, cuartos y deslunado.
-
Segundo cuerpo: Lo constituye un espacioso salón de espectáculos que tiene su entrada principal por las dos puertas existentes en el primer salón mencionado y la entrada tiene dos escaleras, una a cada parte, que dan acceso a un piso alto. A la derecha de este salón de espectáculos hay un cuarto para lavabos y retretes. A su fondo un espacioso escenario, con piso de madera, foso y todas las dependencias necesarias con lavabos y retretes al que se sube por una escalera que hay en el fondo del salón y tiene salida al otro vestíbulo por otra puerta. A dicho fondo del salón a la izquierda hay una puerta de acceso a un vestíbulo que tiene salida a la calle Abadía por otras dos puertas grandes. A la izquierda de este último existen departamentos para lavabos y a la izquierda una escalera que comunica con el vestíbulo del piso alto, existiendo en este piso alto un local espacioso donde hay colocados bancos para el público y dos pasillos amplios. Al final de la derecha existe un departamento para lavabos y retretes y, al final de la izquierda, da salida a un vestíbulo que tiene comunicación con una escalera que da al vestíbulo del piso alto, todo lo que forma una sola finca, situada en esta ciudad. Mide una superficie total de 1.800 m60#60, 41 dm, 78 cm, y 853 mm; de los que corresponden a la parte edificada 1,756 m, 12 dm, 78 cm, 850 mm y los restantes 45 m, 29 dm, a los descubiertos...