La excepcional Semana Santa en el Marítimo de 1930

« · Vicente Tomás Ridaura (1919-1933) · »

Se dice que participaron más de tres mil penitentes.

Se dice que participaron más de tres mil penitentes.


En abril, las fiestas de Semana Santa en el Marítimo fueron excepcionales. Se formó una nueva hermandad en la parroquia de Santa María del Mar bajo el nombre de La Oración del Huerto, pero lo más importante fue la gran participación de cofrades de las tres parroquias en la procesión del Santo Entierro y en el Desfile de Resurrección. Se dice que fueron más de 3.000 penitentes lujosamente vestidos acompañados de veinte bandas de música. En esta ocasión no participó la sociedad musical de Alboraia por su compromiso con la Hermandad de la Santa Faz fundada por la propia sociedad musical.

Otro actos que interesa destacar fue el organizado por la Real Hermandad de la Santa Faz de la Iglesia del Rosario. Contó con la cooperación de los Granaderos de la misma parroquia. El cortejo comenzó el Miércoles Santo por la noche a las diez y media con la participación de la Guardia Municipal Montada, la Real Hermandad con sus estandartes y personajes bíblicos: Amparo Albors, Concha Albors y Maruja Alarcó. Todas, hijas de directivos del Patronato. Les seguía una banda militar de cornetas y tambores y el magnífico trono-anda titulado El Paso de la Verónica, grupo escultórico de cinco figuras propiedad de la Hermandad escoltado por la Guardia Civil con traje de gala. Cerraba el cortejo la banda del Patronato Musical.

Por su parte la Rondalla de la sociedad seguía su periplo asistiendo el 14 de abril a un concierto celebrado en los locales de la Lira Saguntina.