La Semana Santa de 1924

« · Vicente Tomás Ridaura (1919-1933) · »

El Patronato Musical tomó la iniciativa de proseguir la labor del Círculo Marítimo en pro de las fiestas semanasanteras. (Archivo: JMSSM)

El Patronato Musical tomó la iniciativa de
proseguir la labor del Círculo Marítimo en pro de las fiestas
semanasanteras. (Archivo: JMSSM)


Coincidiendo con las próximas fiestas de Semana Santa de 1924, el Patronato Musical organizó una serie de actos destacando la retreta de la noche del Sábado de Gloria. Como venía siendo habitual se implicó toda la Sociedad en los preparativos, pero fueron José Belenguer y Genaro Benlliure Morales los principal promotores, diseñando para este año unas farolas gigantes de temática musical que iluminaron las calles a su paso.

El Patronato Musical había ido tomado la iniciativa de proseguir la labor que, en pro de las fiestas semanasanteras, habían empezado a abandonar los socios del Círculo Marítimo por desavenencias políticas. Con el empuje del Patronato, la Semana Santa no sólo retomó la suntuosidad y seriedad de antaño sino que se vio enriquecida con la confección de trajes nuevos, las farolas mencionadas anteriormente, la promoción de nuevas andas e imágenes y la creación de nuevas hermandades.

Chiner Gimeno dice "pecaríamos de injustos si no dedicamos unos párrafos al hablar del Comité Central de Fiestas (se refiere a la actual Junta Mayor de Semana Santa Marinera) a la gloriosa Sociedad Patronato Musical de Pueblo Nuevo del Mar que es quien ha llevado a la práctica la unión de las cofradías y hermandades de las tres parroquias, tarea harto difícil que únicamente podía realizarse estando animados de un entusiasmo y de un cariño por las fiestas verdaderamente notables. Únase a esto la circunstancia de que el Patronato Musical fue quien inició el resurgimiento de la Semana Santa Marinera en El Cañamelar en la época en la que languidecía lentamente y se verá claramente la justicia del aplauso a que se hace acreedora esta notable asociación". (Ver Mar, Llum i Pasió: historia de la Junta Mayor de la Semana Santa Marinera, de JJ. Chiner).

Programa de 1924 a beneficio del Patronato.

Programa de 1924 a beneficio del Patronato. (Archivo:AMP)


En los años veinte, la Sociedad Patronato Musical de Pueblo Nuevo del Mar era más que una banda de música. Era el centro cultural del Marítimo. Abarcaba muchos campos. El musical, por supuesto por la banda y la rondalla, pero también el lírico, con su grupo teatral; el literario con sus veladas de declamación; el religioso, con su apoyo a la Semana Santa y a la iglesia de Nuestra Señora del Rosario. Otros ámbitos fueron el cultural como se desprende del llamamiento efectuado a toda la ciudadanía del Marítimo por parte del presidente Emilio Muñoz el día 8 de junio en la prensa valenciana para promover un acto público en favor de Vicente Ballester Fandos.

Sin embargo, no se supo o no se pudo aglutinar tanta iniciativa. El acta de 7 de julio de 1924 refleja claramente las tensiones que se vivían en el seno de la Sociedad con la votación expresa para dar de baja al Sr. Alabau el cual se ratificó en sus acusaciones delante de la Asamblea General. Sus polémicas palabras abrieron un debate encendido induciendo al Sr. Company a darse de baja como socio.

Empezaría una nueva etapa difícil, con ausencias destacadas de directivos. No es de extrañar que varias asambleas fueran presididas por el secretario, señor Montañana.

Las condiciones del local, la falta de liquidez, las decisiones de la junta directiva de acometer obras, la baja de músicos, la diversificación de actividades y el ambiente social supuso tensiones, conflictos internos que se reflejan en los sucesivos cambios de presidentes: Emilio Muñoz, Manuel Martínez que lo sería hasta noviembre cuando lo sustituiría Eduardo Albors, el cual abriría una nueva y prometedora etapa.