Problemas económicos y sociales de 1919

« · Vicente Tomás Ridaura (1919-1933) · »

El Cobrador. Habitualmente era el socio encargado de recaudar la cuota mensual

El Cobrador. Habitualmente era el socio
encargado de recaudar la cuota mensual


Pasada la euforia del premio y sosegados los ánimos volvieron los ensayos. El maestro Borrero hacía tiempo que había cesado, pero los los problemas económicos y sociales en el seno de la banda continuaban trasladándose al maestro Ridaura. Éste, ante los primeros problemas de indisciplina pidió la elaboración de unos nuevos reglamentos para la banda de música que contemplasen la problemática por la que atravesaba la agrupación. El 26 de octubre de 1919 se empezaron a redactar y con prontitud los aplicó el director, siendo multados con 10 pesetas tres músicos "por sentar con su proceder un precedente malísimo para la buena marcha de la banda". La intervención de Roque Company Cano pidiendo benevolencia motivó que parte de los socios asistentes en la Asamblea General diera un voto de confianza a la junta directiva para que obrase de acuerdo con su propio criterio. Otros socios presentes no estuvieron de acuerdo con esta propuesta y exigieron la modificación inmediata del Reglamento. Ante esta situación la junta directiva presentó en pleno la dimisión. En vista de la tensión reinante, se acordó continuar la reunión el 10 de noviembre a las cuatro de la tarde.

El día fijado se anunció públicamente la multa impuesta a los músicos en cumplimiento de la reunión de músicos y de junta directiva, además se les daba 48 horas de plazo para hacer efectivo el pago. Algunos músicos y socios presentes no aceptaron con agrado las normas aplicadas por la directiva por lo que ésta pidió un voto de confianza procediéndose a votar su gestión, siendo reelegida por unanimidad. Al final, el asunto se zanjó con la expulsión de los músicos más críticos, la elaboración de un nuevo reglamento para la Banda suscrito con la firma de cada componente y su aprobación definitiva con algunas modificaciones al texto presentado.

El Sr. Capuz preguntaba en la Asamblea General de Socios si la Banda era la madre de la Sociedad o la Sociedad lo era de la Banda. Dilema éste que aún colea y sobre el cual se han dado todo tipo de valoraciones.

La sociedad no podía sustraerse al ambiente de desestabilización y zozobra reinante en las calles provocado por huelgas, mítines y el constante aumento de precios de los artículos de primera necesidad. Citando nuevamente Las Provincias podemos leer "La situación social del puerto era cada día más inquietante debido a los avances del sindicalismo entre la clase obrera. Boicoteada la fábrica de productos químicos La Unión Española, la empresa tuvo que recurrir a personal esquirol, prestándoselo parte de él los Sindicatos Agrícolas Católicos, que habían adquirido gran incremento, mediante una sólida organización. Pero este personal esquirol, que trabajaba también en la descarga de algunos vapores boicoteados, sufría constantemente molestias y agresiones aisladas por parte de los obreros sindicados".

Comenzó 1920 con los mismos problemas de 1919: paralización de fábricas y talleres, huelgas acompañadas de medidas extraordinarias para proteger a los trabajadores. El Patronato trataba de alegrar el ambiente con el recital de Año Nuevo como lo venía haciendo la Banda Municipal de Valencia.