Serenatas junto al mar 1924

« · Vicente Tomás Ridaura (1919-1933) · »

Los conciertos en Las Arenas se anunciaban en la prensa. (Archivo: A. Blanch)

Los conciertos en Las Arenas se anunciaban
en la prensa. (Archivo: A. Blanch)


Al margen de la problemática apuntada, la banda de música seguía con sus actuaciones habituales de años anteriores incluyendo la inauguración del ciclo de veladas veraniegas de Las Arenas con una serenata junto al mar. Estos conciertos se anunciaban en la prensa local indicándose el precio de las entradas que incluía derecho de consumición. La oferta incluía, además de los conciertos ofrecidos por el Patronato y por la Unión Musical de Valencia, cine, teatro, ópera y fiestas extraordinarias en beneficio de la Asociación Valenciana de la Caridad.

Hay constancia de dos de estas serenatas o celebraciones en 1924. La primera se llamó Fiesta de los Perfumes porque se rifaron lotes donados por droguerías y perfumerías valencianas. La segunda velada se denominó Fiesta de los Espejos porque se obsequiaba con espejos de bolsillo a las señoras y señoritas. Sabemos que la Unión Musical tocaba piezas de concierto mientras que el Patronato ejecutaba piezas bailables como pasodobles, mazurcas y fox-trot.

Finalizada la temporada de verano se retomaban los actos sociales en apoyo al Patronato. En ellos participaba la Orquestina Levante, procedente del Gran Café Colón y socios como Monzó, Alarcó, Miquel, Villalba o Celda. En 1924, concretamente el 9 de octubre, se programó un gran acontecimiento músico-teatral con los siguientes actos:

  • Juguete en un acto y en prosa original de Gonzalo Cantó: El Asistente del Coronel
  • Orquestina Levante, que interpretó el siguiente programa:
    La boda de Luis Alonso, Intermedio Giménez
    Fantasía Española Ross
    Es chopá ... hasta la Moma Giner
    L'entrà de la Murta Giner
  • El sainete en un acto y en prosa, original de Alonso Gómez y Muñoz Seca titulado El Contrabando
  • La banda de música de la sociedad, bajo la dirección de Vicente Tomás, interpretó:
    La Arlesienne Bizet
    Homenaje a Chapí Chapí
    Paris London  


 Confluencia calles Chapa y Comercio.

Confluencia calles Chapa y Comercio.


La labor de Manuel Martínez como presidente fue puramente gestora. Desde enero de 1925 a noviembre tuvo que combatir con los endémicos problemas económicos y la falta de socios para celebrar asambleas. No faltaron éstos a las fiestas de carnaval ni a los bailes familiares, pero la propuesta de poner a la venta 200 acciones de 50 pesetas y 400 acciones de 100 pesetas a un interés anual del 5% tuvo poca acogida y eso que con estas acciones se podría adelantar un pago a la propietaria del local y cerrar un capítulo de gastos.

En julio continuaban los problemas económicos impugnándose el acta y exigiendo la formación de una comisión revisora de cuentas que la formaron los señores José Aleixandre, Toribio Burriel, Vicente Amades y José Fosati. Así mismo se renovó parte de la Junta Administrativa, todo en aras de esclarecer las cuentas. La asamblea tuvo que ser pospuesta por lo avanzado de la noche.

A la problemática apuntada se añadía el descontento de los socios con el servicio prestado por el conserje. Hecho que denunció el señor Ros y que la junta directiva se comprometió en resolver con la mayor celeridad.

En septiembre aún coleaba el tema económico recomponiéndose la Comisión Revisora con la entrada de tres nuevos miembros, los señores Albors, Lapiedra y Cerdá. El primero tomaría las riendas de la Sociedad en esos momentos tan difíciles. Por su parte, el comisionado, Sr. Burriel, dio lectura de la memoria realizada, matizando sus intervenciones el señor Amades. El señor Barberá solicitó la exposición de la memoria en el tablón de anuncios para su lectura pública.

El 5 de noviembre de 1925, bajo la presidencia de Eduardo Albors Martínez y con asistencia del delegado gubernativo, se celebró Junta General indicándose en la misma que no se pudieron justificar 522 pesetas por la forma improcedente de llevar el libro de cuentas el señor Beltrán, aunque no se formularon cargos por falta de pruebas. En la misma Junta General se aprobaron unos reglamentos que reconocían el pleno derecho de socio a los mayores de 16 años. Este Reglamento se presentó el día 17 de noviembre en el Registro de Asociaciones.